Ja teniu aquí les creacions guanyadores del Sant Jordi 2020

a Espai Creatiu/Tema del mes

Les obres premiades al concurs del Sant Jordi confinat surten a la llum: una il·lustració, un microrelat, un poema, un experiment i una narració

La primera setmana de maig, l’Institut Marta Mata va donar a conèixer els premiats de l’última edició del concurs de Sant Jordi. Aquest any, amb el lema “Un Sant Jordi diferent” i amb una situació d’excepcionalitat a causa de la pandèmia que estem vivint, però res va impedir que l’alumnat del Marta celebri aquesta diada tan nostra.

Les obres guanyadores han estat les següents:

La il·lustració de l’Ana María Guita (2n C) ha estat premiada en la categoria de 1r cicle del Marta Mata. L’obra porta per títol “Bon Sant Jordi” i reflecteix perfectament aquest Sant Jordi tan inèdit que hem viscut aquest 2020.

El microrelat “Un Sant Jordi diferent” de la Nicole Verhaeren de 2n A també ha estat guanyador en la categoria de 1r cicle d’ESO. Diu així:

"Aquesta quarantena em recorda a la llegenda de Sant Jordi: la gent que es queda a casa és com el poble que s’amagava del drac, el Covid-19 en el nostre cas. Els Sants Jordis són tots els metges que lluiten contra el drac Covid perquè no es mengi a més persones. Durant aquests dies han estat esmolant les seves espases, la vacuna, que matarà el drac i com a premi ens donaran més que una rosa, ens donaran la llibertat, que fa més d’un mes que anhelem i, potser el nombre de dies pujarà, és igual. Lluitarem fins derrotar al dolent d’aquesta història, fins que els cavallers i les princeses puguin sortir lliurement".
Diploma de la Nicole Verhaeren

El poema de la Veronika Hampel de 4t A ha estat premiat en la categoria de 2n cicle d’ESO i porta el títol de “Un Sant Jordi diferente”.

San Jordi ya no es igual ya no hay libros
ya no hay versos
ya no hay prosa
solo espinas dolorosas.
El mundo está recluido en castillos de baldosas implorando a un mismo cielo, bajo nubes borrascosas. San Jordi ya no es igual ya no huele el aire a flores, ya no se inundan las calles de pétalos de colores.
El mundo se ha detenido la luna está temblorosa, recuerda bellas leyendas, suspira por una rosa.

Diploma de la Veronika Hampel

La María Luisa Lorente de 1r C ha estat la guanyadora amb el seu experiment “Bombolla que no explota” en la categoria d’Aula d’Acollida. Mireu el vídeo i comproveu-ho vosaltres mateixos.

Experiment Bombolles que no exploten, de María Luisa Lorente de 1r C

La professora Alícia Oriola ha estat la guanyadora en la categoria de Professorat i família amb el seu relat “Desazón”.


"Trabajaba de noche y dormía de día. Entraba a las diez, cuando la mayoría de personas se iban a dormir o se sentaban delante del televisor a ver algo que les distrajera, y salía a las seis, hora en que la mayor parte de la humanidad aún dormía.

Se iba para casa, se metía en la cama y a dormir todo lo que el cuerpo le pidiera. El cuerpo le solía pedir unas ocho horas de sueño, así que a las tres del mediodía se levantaba y comía o desayunaba copiosamente, según se mire.

El resto del día se lo pasaba leyendo o haciendo figuritas de madera. Para ello tenía un taller en el amplio garaje de su casa. También veía algún documental, los de historia eran sus preferidos. Muy de vez en cuando se enfrentaba al folio en blanco, quería saber si era capaz de escribir todo lo que almacenaba en su cerebro. Él no había viajado nunca ni le habían sucedido aventuras extraordinarias, de la misma manera estaba casi seguro de que Homero nunca había vivido entre cíclopes ni había escuchado el canto de ninguna sirena. Todavía no había llegado el día en que escribiera algo que le gustara.

Su familia y sus amigos lo visitaban de vez en cuando. Él, en cambio, nunca les devolvía las visitas. No salía de casa sino para comprar y ni eso porque actualmente Amazon se lo traía todo a casa.Cuando se decretó el estado de alarma general no sintió ni frío ni calor. Los wasaps iban cargaditos de mensajes contradictorios, algunos eran desalentadores, otros divertidos. A él los que más le divertían eran los de angustia, los de aquellos que se quejaban de los días de confinamiento que les esperaban. En las noticias a todas horas, pandemia por aquí, mascarillas por allá, que si gel desinfectante, que si picos de infectados… Las películas más vistas en Netflix: Virus, Contagio, Estallido…
“Todo pasa”, pensó. A los 48 días de tan fatídico suceso las cosas seguían igual. Todos en casa, sin salir, sin esperanzas… Justo el día que hacía 48, Tomás empezó a notar algo. No sabía cómo describirlo. No le dolía nada, ni había perdido el apetito, dormía de un tirón las ocho horas de sueño, pero había algo pequeñito, algo que no sabía dónde ubicar, que empezaba a inquietarle.

Primero lo notó en el estómago, después parece que se le desplazó a los pulmones porque había notado un par de pinchazos al respirar y finalmente se le subió a la cabeza. Nunca en su vida había estado enfermo. Tenía prohibido a sus familiares que le fueran a ver si estaban resfriados. Trabajaba solo, de guarda de seguridad en una fábrica. Imposible que ningún virus entrase en su cuerpo. Cuando se cruzaba con algún vecino o conocido guardaba la distancia de seguridad. Su gesto más cariñoso era dar palmaditas de saludo en el brazo de su interlocutor. Ni apretón de manos ni besos. En alguna ocasión en que le habían pillado por sorpresa y se habían apoderado de su mano, se iba derecho a su casa a lavárselas.

Por la noche no pudo dormir, intentaba descubrir el origen de su preocupación. Ya hacía días que le incomodaba que la gente no pudiera salir de sus casas. Él no salía por voluntad propia, porque así lo había decidido ya ni recordaba cuándo. Prefería estar solo consigo mismo antes que escuchar las banales conversaciones de la gente. Y ahora, de repente, todo el mundo (literalmente) debía confinarse en contra de su voluntad. Él era ahora el perfecto ciudadano, el más solidario, el más ​confinadísimo​ de todos (ni sus ideas salían a pasear). Y tenía que escuchar a todas horas cómo el mundo lo imitaba. Sus vecinos, que le tenían por un tipo raro, decían entre ellos, “es que no sale ni para comprar, persona más solidaria no hemos conocido nunca”. Él, que se había rebelado contra el sistema, él, que renegaba de la sociedad, él había de verse ahora convertido en un héroe".
Diploma d’Alícia Oriola.

Enhorabona a totes les guanyadores! I moltes gràcies als participants!

Professora de Llengua Catalana i Literatura. M’agrada el periodisme, la lectura i la cuina. El M&M Salou Report és una gran oportunitat d’aprenentatge per mi i el meu alumnat. Espero que ells ho gaudeixin tant com jo.

El més recent de

Anar a dalt